Periódico entrevista a Siva Kumari y a exalumna del IB

En una entrevista con Lianhe Zaobao para un periódico de Singapur publicada el 13 de abril de 2018, la directora general del IB Siva Kumari opinó sobre la importancia del desarrollo holístico de los alumnos y explicó por qué el desempeño de estos no debe centrarse únicamente en las calificaciones.

Durante su estancia de un año en Singapur como directora de la región Asia-Pacífico del IB en 2009, tuvo la oportunidad de conocer el sistema educativo singapurense. Ahora, casi una década más tarde, ha observado que Singapur parece haber renunciado a la excesiva importancia que otorgaba al rendimiento académico en favor del desarrollo del pensamiento creativo de los alumnos. 

Señaló que en un mundo marcado por los cambios drásticos y los requisitos profesionales en constante evolución, los niños necesitan una educación multifacética para desarrollar su capacidad de responder a esos cambios. “Queremos formar alumnos independientes, aptos para trabajar y preparados para hablar en cualquier parte del mundo”, afirma. “Creemos que no solo es importante desarrollar los conocimientos y la capacidad de pensamiento de los niños, sino también su independencia y sus habilidades de supervivencia”, añade.

También recalcó la importancia del entendimiento continuo entre los diferentes grupos étnicos, y cómo el aprendizaje de una lengua extranjera puede ayudar a los alumnos a relacionarse con otras culturas. “Cuando se aprende una lengua, también se aprende la cultura relacionada con esta. Cuando los niños utilizan dos o tres lenguas en su proceso de pensamiento, su actividad cerebral funciona de una manera diferente a la normal”, explica. “Por eso animamos a los alumnos a que estudien literaturas del mundo, para que entren en contacto con diferentes culturas y las aprecien todo lo posible”.

La exalumna del IB Han Nguyen también reflexiona sobre su trayectoria académica y cree que el IB la ha ayudado a ampliar sus horizontes. Han nació en Alemania y emigró a Singapur con su familia durante su etapa en la escuela primaria. Allí empezó a ir a un colegio alemán y más tarde se matriculó en el United World College, donde cursó el Programa de los Años Intermedios (PAI) durante dos años.

Han explica cómo el IB promueve la independencia y la creatividad entre los alumnos: “Cuando estudiaba en el United World College, tuve la oportunidad de relacionarme con muchas personas de procedencias educativas muy diversas. Eso me ofreció una mejor comprensión de diferentes culturas. Con frecuencia, los profesores nos pedían que expresáramos nuestra opinión en la clase, lo cual nos ayudaba a desarrollar poco a poco nuestras habilidades de expresión oral y nuestra confianza en nosotros mismos”.

Su experiencia en el IB la motivó para dedicarse a la investigación en el juzgado de familia después de graduarse en Derecho en la Universidad Bond de Queensland, en lugar de seguir el camino habitual del ejercicio privado.

 

Lea el artículo completo en chino aquí.