Tarik Brown, Jacksonville (Estados Unidos)

Tarik Brown completó el Programa del Diploma (PD) en el Paxon School for Advanced Studies de Jacksonville, (EE. UU.). En sus épocas de alumno, Tarik tuvo que enfrentarse a muchas adversidades y cree que su éxito se debe al apoyo y la solidaridad increíbles que recibió de la comunidad de su Colegio del Mundo del IB. Obtuvo una beca generosa de la Universidad de Notre Dame en Indiana para estudiar Informática y Política Pública, lo que lo inspiró a crear el programa de becas Founding Pathways para alumnos de bajos ingresos que desean estudiar carreras en el ámbito de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (CTIM).

Tarik

¿Cuál fue su motivación inicial para cursar el Programa del Diploma del IB?

Cuando era pequeño y durante parte de mi adolescencia, fui a colegios que no disponían de muchos recursos. Mis padres querían que aprovechara al máximo mi educación, aunque el entorno no brindara las mejores oportunidades a los alumnos. A mí me encantaba el colegio, así que me las arreglé para que me fuera bien. A mis profesores de los primeros años de secundaria les apasionaba trabajar con alumnos que demostraran potencial. Con su incentivo, obtuve puntuaciones altas en los exámenes estatales, lo que hizo que recibiera invitaciones de colegios que buscaban alumnos para unirse al programa del IB. En ese momento, no pensaba que podría tener éxito en el IB, pero mis profesores y mis padres estaban entusiasmados con la propuesta, así que aproveché la oportunidad. Cuando llegué al Paxon School for Advanced Studies, era evidente que disponían de muchos más recursos que cualquiera de los colegios a los que había asistido, y el modo en que mis compañeros y profesores se preocupaban los unos por los otros me inspiró a dar lo mejor de mí. Pronto me di cuenta de que, si quería posicionarme bien en la vida, tenía que estar en el programa del IB.

Como alumno del IB, ¿cómo adaptó sus estudios a sus intereses? ¿Utiliza actualmente alguna de las habilidades que desarrolló en el programa?

En los años anteriores, no había estudiado realmente las disciplinas CTIM, pero, al poco tiempo de llegar al Paxon School for Advanced Studies, pude unirme al equipo de robótica de un colegio vecino, donde conocí cosas nuevas que se han convertido en mis principales intereses. El IB me brindó la flexibilidad necesaria para abocarme a mi nueva pasión por las ciencias, así que decidí matricularme en Química y Física. Desde el principio, el IB me inculcó un sentido del compromiso y me dio habilidades de organización que no tenía. Como éramos capaces de explorar temas que nos interesaban, aprendí a comprometerme con las cosas y completar lo que empezaba. Lo que haces importa, y los productos en los que trabajé para mis evaluaciones me importaban mucho. Aún hago referencia a algunos de ellos en mis entrevistas o solicitudes para participar en experiencias competitivas. Las habilidades de organización que adquirí me permitieron desarrollar mis propios sistemas para completar proyectos a largo plazo y trabajar para terminar cosas, aun cuando sean difíciles.

¿Tuvo que enfrentarse a algún obstáculo durante su educación en el IB? ¿Cómo lo superó?

Mi situación en cuanto a vivienda no era estable durante mi primer año, justo cuando el programa se empezaba a poner exigente. Me costaba mucho concentrarme en los estudios cuando no sabía dónde dormiría cada noche. Lo que me ayudó a superarlo fue el sentido de comunidad que genera el IB. Las personas realmente se preocupan las unas por las otras y se apoyan mutuamente. Este fue un factor muy importante para que pudiera completar el programa con éxito, y me ayudó a desarrollar la perseverancia y la resiliencia, a pesar de que mi vida era tan impredecible.

¿Cuál de sus profesores del IB fue el más inspirador?

Una profesora fue una de las razones principales por las que solicité el ingreso a la Universidad de Notre Dame, y creo que fue gracias a la manera en que me ayudó a ver mi propio potencial que me han aceptado para hacer prácticas en Apple este semestre. Allí podré explorar libremente cómo desarrolla el equipo de Claris aplicaciones para distintas industrias. Quería abocarme a las prácticas profesionales inmediatamente después de terminar el colegio, y Kimberly Shore creyó en mí, escribió recomendaciones, me ayudó a mejorar la manera en que me presentaba por escrito y me enseñó a elaborar un curriculum vitae que me ayudó a conseguir una práctica laboral en Google. Hasta hoy, seguimos en contacto.

Tuve profesores excelentes, pero también me gustaría mencionar a mi profesor de Química, Danny Williams. El curso me costaba y él estaba dispuesto a incentivarme aunque no me estuviera yendo bien. Me enseñó que si te encuentras en una situación muy difícil, siempre hay esperanzas y no debes renunciar.

Háblenos de sus estudios actuales. ¿Hubo algún momento en el que supo que quería dedicarse a este campo?

En realidad, formaba parte de dos equipos de robótica. Mi amigo y yo creamos el equipo de robótica del Paxon School for Advanced Studies para que quedara para el futuro. Gracias a la comunidad y los mentores que me rodearon durante esas experiencias, descubrí que la tecnología era mi pasión. Decidí seguir con informática y descubrí que siempre me divierto estudiando, aunque sea difícil. La informática se ha convertido en parte de mis habilidades, pero el IB me demostró lo importante que es ayudar a la gente. Mi especialización secundaria es Política Pública porque, sin conocer el tema, mi curiosidad acerca de cómo nos afecta la política en nuestra vida diaria me hizo ver que cuando la gente tiene ciertos problemas, alguien en algún lugar tomó una decisión que generó ese contexto. Luego de poder participar en la Conferencia sobre liderazgo en política pública de la Harvard Kennedy School, descubrí que hacer algo para ayudar a la comunidad no podía esperar. Fundé un pequeño programa de becas que brinda apoyo a alumnos de bajos ingresos que quieren estudiar carreras de CTIM, y los ayuda a comprar los equipos necesarios que tal vez no pueden costear. Espero que este programa crezca para poder ayudar a más alumnos. Según lo veo yo, no sabemos cuánto tiempo estaremos aquí para dejar nuestra marca, así que bien podemos empezar ahora mismo.

¿Qué consejos tiene para los alumnos que estén decidiendo si el Programa del Diploma es la opción correcta para ellos?

Soy un ejemplo de que no necesitas las mejores calificaciones para tener éxito. Lo que necesitas es valor y determinación. Vale la pena el esfuerzo y aceptar el desafío, porque te preparará para mucho más que la universidad. La experiencia del IB te mostrará lo que realmente eres capaz de hacer. En mi caso, ahora me rijo por la filosofía de que si hay una posibilidad del 0,0001 % de que algo me salga bien, aún daré lo mejor de mí. Cada desafío me ha hecho lo que soy. En lugar de centrarte en la dificultad, visualiza adónde quieres llegar e imagínate teniendo éxito.