Catherine Franklin, Ciudad del Cabo (Sudáfrica)

Catherine Franklin completó el Programa del Diploma (PD) en el International School of Hout Bay de Ciudad del Cabo (Sudáfrica). Después estudió periodismo y ahora es productora de contenido en la revista House and Garden de Condé Nast.

Catherine Franklin

¿Cuál fue su motivación inicial para cursar el Programa del Diploma del IB?

Cuando mi colegio empezó a ofrecer el PD, yo sabía poco sobre el programa; de hecho, mi promoción fue la segunda que lo cursó en el colegio. No fue una decisión deliberada por mi parte, pues era la única opción que ofrecía el colegio en el que estudiaba. Sin embargo, cuando lo terminé, agradecí mucho la oportunidad de haber podido estudiarlo, puesto que me ayudó a convertirme en la persona que soy ahora.

Háblenos de su trabajo actual. ¿Hubo algún momento en el que supo que quería dedicarse a esta profesión?

Hasta hace poco, trabajaba de redactora publicitaria interna en una empresa de innovaciones digitales llamada Liquid Thought. Estudié periodismo y acaban de contratarme como productora de contenido en la revista House and Garden de Condé Nast. Tuve la suerte de decidir a qué quería dedicarme profesionalmente cuando todavía estaba en secundaria. Descubrí que me encantaba escribir y que, además, se me daba bien, y ese fue el primer paso en mi camino hasta convertirme en periodista. Cuanto más conocía el mundo del periodismo y los medios de comunicación, más me apasionaba. El momento decisivo fue cuando descubrí el Club del Bang Bang, un grupo de periodistas que documentaron el conflicto entre las tribus zulú y xosa durante el apartheid. Tal vez los conozcan por la icónica fotografía ganadora del premio Pulitzer en la que aparece un niño pequeño africano desnutrido con un buitre detrás. Este grupo de periodistas fue mi fuente de inspiración para dedicarme al periodismo, y desde ese momento mi pasión por la profesión no ha parado de crecer.

Como alumna del IB, ¿cómo adaptó sus estudios del PD a sus intereses? ¿Qué cursos le resultaron más valiosos?

Cuando comencé el PD, era un programa que mi colegio acababa de empezar a ofrecer y había pocas asignaturas. Las más valiosas para mí fueron Inglés y Gestión Empresarial. En Inglés, aprendí habilidades importantes que pude aplicar en la universidad, como la redacción de ensayos y el análisis crítico (que utilizo en casi todos los ámbitos de mi vida), y aumentó mi pasión por la escritura. Gestión Empresarial también fue un curso muy importante, pues me ayudó a comprender cómo funcionan las empresas y a adquirir algunas habilidades de gestión. Creo que todo el mundo debería tener nociones básicas de gestión empresarial, porque todos tenemos que trabajar en algún aspecto relacionado con la empresa, sea cual sea nuestra carrera profesional.

¿Cuál fue su mayor fuente de inspiración como alumna del IB?

Mi fuente de inspiración fue el sentido de responsabilidad que me aportó el IB. Me enseñó que nadie puede salvarnos excepto nosotros mismos, y esa lección fue increíblemente liberadora. Estoy convencida de que el IB me brindó las habilidades básicas para convertirme en la persona que soy, aunque lo único que hiciera fuera despertar una parte de mí que todavía no conocía. El IB me inspiró a ser mejor y a tomar las riendas de mi vida.

¿La Monografía, Teoría del Conocimiento (TdC) y Creatividad, Actividad y Servicio (CAS) contribuyeron a su preparación para la universidad? ¿Hoy en día utiliza alguna de las habilidades que desarrolló con estos componentes?

TdC es algo que me resulta difícil de describir, pero creo que me dotó de habilidades muy valiosas, además de enseñarme a cuestionarlo todo en lugar de aceptar el statu quo; esta es una habilidad que ha adquirido mucha importancia en mi trabajo de periodista.

Aunque CAS no tenía tanto protagonismo en nuestros estudios, soy consciente de su importancia. Nos olvidamos de que el colegio tiene una función más amplia que la puramente académica, que es la de formar a la próxima generación, pero actualmente muchos colegios carecen de los cursos necesarios para brindar una educación integral a sus alumnos. CAS amplió mi perspectiva sobre diferentes comunidades y estilos de vida, y me permitió sacar a la luz mi lado más creativo.

Cuando elegí el tema de la Monografía, fui bastante optimista y quizás pequé de ingenua. Aunque nos recomendaron escribir sobre algo relacionado con una asignatura que estuviéramos estudiando, decidí no hacer caso y opté por el campo de la psicología. El estudio que llevé a cabo (la relación entre la atracción física y las tácticas de supervivencia subyacentes) me interesaba mucho y me ayudó a mejorar mi estilo de redacción, además de mis habilidades de investigación.

¿Tuvo que enfrentarse a algún obstáculo durante su educación, sus estudios o su carrera profesional? ¿Cómo lo superó?

El principal obstáculo que tuvo que afrontar toda mi promoción fue la falta de recursos del colegio; ni siquiera teníamos un campo deportivo propio. Sin embargo, nos las arreglamos y logramos obtener unos resultados extraordinarios, a pesar de la falta de recursos. Cuando me gradué en la universidad cum laude, me costó encontrar trabajo en mi campo, pero no por mis habilidades, sino por mi falta de experiencia, las leyes gubernamentales de Sudáfrica y la escasa oferta de puestos de trabajo. Conseguí trabajo de camarera, y esa ha sido probablemente la mejor decisión que he tomado hasta ahora. Me permitió ser más independiente y acostumbrarme al trabajo, y me animó a seguir buscando y no rendirme incluso cuando el panorama no era muy alentador.

¿Qué consejo les daría a los alumnos que están cursando actualmente el programa del IB y piensan seguir una carrera como la suya?

Creo que las habilidades fundamentales para mi profesión, aparte de las evidentes de saber redactar e investigar, son las de empatizar con las personas y comprenderlas, además de mantener la mente abierta cuestionando continuamente las creencias propias y el sistema en el que hemos crecido. Considero que los seres humanos tenemos la responsabilidad ética de dejar la sociedad mejor de como la hemos encontrado. Esa es la única manera de seguir avanzando. Como periodista, mi objetivo es tratar de mejorar el mundo a través de la información y la concientización. Así que el principal consejo que le daría a cualquier periodista, y a cualquier persona en general, es que mantenga la mente abierta, se lo cuestione todo y se esfuerce continuamente por ser mejor.

Descargar la versión en PDF de esta entrevista [1 MB] PDF (solo disponible en inglés)

 

Más información sobre el Programa del Diploma