Resultados de la convocatoria de mayo de 2020: información adicional

Los alumnos, educadores y miembros del personal de dirección coinciden en que este es un año inusual, con circunstancias que jamás habíamos experimentado. La decisión histórica de cancelar los exámenes de la convocatoria de mayo de 2020 priorizó, ante todo, la salud y el bienestar de los alumnos y profesores.

Después de tomar esta decisión, comenzamos a colaborar con colegios, universidades y organismos reguladores para crear un modelo de concesión de calificaciones válido y reconocido durante este período sin precedentes, basándonos en las metodologías fiables y la experiencia en evaluación del IB.

En todas las convocatorias, tras la publicación de los resultados, recibimos mensajes de alumnos y colegios diciéndonos que están muy satisfechos con sus logros y a veces, también, que están decepcionados. Siempre leemos estos comentarios con atención, respeto y consideración.

Este año, notamos la ansiedad que existe respecto de los resultados de mayo de 2020. El bienestar emocional de nuestros alumnos y nuestra comunidad es fundamental a la hora de tomar decisiones, y sigue siendo nuestra mayor prioridad.

Las calificaciones de la convocatoria de mayo se otorgaron según el modelo de concesión de calificaciones del IB y no según un algoritmo informático. Este modelo tiene tres componentes:

 

1. Trabajos de clase de los alumnos: A diferencia de otras organizaciones de evaluación, en el IB el trabajo de clase de los alumnos forma parte del sistema habitual de concesión de calificaciones. Esto se debe a que el IB cree que algunos objetivos de aprendizaje de los cursos se evalúan mejor por medio de tareas extensas que los alumnos realizan a su ritmo y que, de ser posible, corrige el profesor que los observa durante el proceso.

En esta convocatoria, para garantizar a las universidades y organismos reguladores que nuestra metodología de concesión de calificaciones es sólida, el IB asignó a sus examinadores la corrección de todos los trabajos de clase enviados por los Colegios del Mundo del IB, que iban acompañados de comentarios de los profesores. Este método sustituyó al modelo habitual del IB, que consiste en aplicar factores de moderación a muestras de trabajos corregidos por los docentes. Es importante mencionar que, en circunstancias normales, durante la moderación los examinadores corrigen muestras de trabajos de clase ya corregidos por los profesores.

Todos los examinadores que corrigen trabajos de clase reciben una capacitación para ayudarlos a desempeñar su función. Con esta capacitación nos aseguramos de que los examinadores comprendan su función y, sobre todo, sepan cómo evaluar el trabajo de los alumnos de forma precisa.

Para apoyar a los examinadores durante la convocatoria de mayo de 2020, los responsables de las asignaturas se encargaron de revisar todas las capacitaciones, y se agregaron materiales adicionales a los cursos de capacitación para que los examinadores estuvieran preparados para corregir los trabajos de clase.

Después de esta capacitación, como ocurre en todas las convocatorias de exámenes, antes de evaluar los trabajos de los alumnos, los examinadores debieron demostrar su capacidad para corregir trabajos con precisión. Al igual que en convocatorias anteriores, durante todo el período de corrección, el IB llevó a cabo controles aleatorios de las evaluaciones internas para verificar que los examinadores estuviesen corrigiendo conforme al estándar establecido.

El objetivo de corregir todos los trabajos de los alumnos, en lugar de solo moderarlos, es asegurarse al máximo de que todos reciban una puntuación global justa.

 

2. Calificaciones previstas de los colegios: El modelo de la convocatoria de mayo de 2020 se basó en las calificaciones previstas enviadas por los profesores para cada alumno y asignatura, y el porcentaje del total de la evaluación. El porcentaje asignado a la calificación prevista fue el mismo para todos los alumnos.

El IB sabe que las calificaciones previstas de los colegios se acercan a las calificaciones finales, pero que en ocasiones son diferentes. En una convocatoria normal, el 55 % de los alumnos tiene al menos una calificación que difiere de lo que predijeron sus profesores. En estas circunstancias excepcionales, la obligación del IB para con los alumnos es que sus calificaciones sean equiparables con las concedidas en convocatorias pasadas y futuras, para que la titulación que reciban sea igual a la de años anteriores y posteriores.

 

3. Contexto del colegio: Se aplicó un factor único para cada asignatura en cada colegio sobre la base de datos de predicción históricos, y el mismo factor se aplicó a todos los alumnos de la misma asignatura, opción y nivel del colegio. En este factor se emplearon datos históricos para representar la precisión de las calificaciones previstas, además de la tendencia del colegio a obtener resultados más altos o más bajos en los exámenes en comparación con el trabajo de clase. Con esto se aseguró la inclusión de la información propia del colegio en el modelo para garantizar que todo el grupo recibiera un trato justo.

 

Antes de conceder las calificaciones finales, especialistas en estadística de la educación sometieron este proceso a rigurosas pruebas a fin de garantizar la solidez de los métodos del IB.

El IB continúa desarrollando formas de apoyar a los colegios y los alumnos en la convocatoria de mayo de 2020, ya que los resultados de nuestros alumnos son muy importantes para nosotros. Además, seguimos en contacto frecuente con las universidades y les pedimos que mantengan una actitud comprensiva en estos tiempos sin precedentes.

El IB la introducido un nuevo proceso para revisar casos extraordinarios. Les daremos prioridad a los casos relacionados con la transición a la universidad en los que se requiera apoyo con requisitos y fechas de admisión. El IB se compromete a llevar a cabo una rigurosa revisión de estos casos, pero no puede garantizar que las calificaciones suban a raíz de la revisión; las calificaciones no bajarán si se determina que los resultados eran razonables.

El IB ha identificado tres áreas prioritarias para la revisión:

  • Discrepancias relacionadas con alumnos
  • Discrepancias relacionadas con asignaturas
  • Discrepancias relacionadas con todo el grupo de alumnos

Les pedimos a los alumnos que acudan directamente a los coordinadores para abordar sus inquietudes.

Afrontaremos esta situación juntos; cuentan con todo nuestro compromiso. Nos hemos ganado su confianza durante 50 años y, en este año sin precedentes, seguimos dedicándonos a nuestra comunidad. Esperamos tener un diálogo constructivo con los directores de colegio y los coordinadores. Todos compartimos el mismo deseo: que los alumnos del IB de todos los rincones del mundo tengan un futuro brillante.