En este número

Buscar un Colegio del Mundo del IB

El IB en...

El Programa del Diploma: Acceso para todos los alumnos en Costa Rica

Denis Gutiérrez Morales, coordinador del Programa del Diploma del IB, Colegio Bilingüe de Palmares, Palmares (Costa Rica)

El Colegio Bilingüe de Palmares se fundó en 1958 y, desde entonces, se ha convertido en una institución cuya misión y visión están claramente definidas y orientadas a brindar una educación de calidad y altamente competitiva.

Con los retos de la sociedad actual en mente, nuestra institución adoptó la modalidad bilingüe en el año 2003.

En 2006, el Colegio Bilingüe de Palmares recibió la visita de dos miembros del Consejo de IB Américas, Steve Aronson y María Consuelo Burgos-Cantor, portadores de una propuesta que cambiaría el rumbo de la institución y la vida de nuestros estudiantes, profesores, director y la comunidad en general.

Su propuesta era integrar el Programa del Diploma del IB en el Colegio Bilingüe de Palmares. En un primer momento, convertirnos en un Colegio del Mundo del IB nos pareció difícil de lograr. Sin embargo, conforme escuchaba al Sr. Aronson y la Sra. Burgos-Cantor, mi motivación iba en ascenso. A pesar de que me parecía una gran oportunidad para los estudiantes y la comunidad de Palmares, también sabía que esta iniciativa plantearía una serie de retos sociales, económicos, institucionales, académicos y administrativos a toda la comunidad.

Durante la fase de solicitud, tuvimos que superar diversos obstáculos. Fue necesario mejorar la infraestructura del colegio construyendo algunas aulas y laboratorios, así como actualizar las instalaciones y materiales de la biblioteca. Asimismo, tuvimos que recaudar fondos para poder costear las tasas de los talleres a los que debían asistir los miembros del personal. No sabíamos si las familias de nuestros alumnos podrían asumir con responsabilidad los gastos que el programa demandaba. Al no estar familiarizados con el programa, no todos los miembros de la comunidad estaban a favor de esta iniciativa innovadora. Por último, había que convencer al Ministerio de Educación Pública de Costa Rica de que ofrecer el currículo del IB daría a nuestros estudiantes la posibilidad de recibir una educación de calidad. La implementación exitosa del programa dependía de la aprobación del Ministerio y de que este se comprometiera a financiar el pago de los profesores que lo impartieran.

En noviembre de 2006, nuestra institución inició el proceso de autorización para convertirse en Colegio del Mundo del IB, y a partir de ese momento trabajamos fuerte para cumplir con los requerimientos que estipula la organización. Aquí fue fundamental la ayuda del Sr. Aronson, quien nos proporcionó el apoyo y la aportación económica necesarios para ir realizando los trámites de la autorización. Por otra parte, trabajó con miembros de la comunidad para formar una organización que respaldara económicamente el Programa del Diploma en los colegios públicos de Costa Rica, para que el dinero no se convirtiera en un obstáculo que privara de una experiencia tan valiosa a los alumnos de estos colegios.

Para informar sobre el Bachillerato Internacional a los padres, los alumnos y la comunidad, invitamos a ex alumnas del IB a venir a contarnos su experiencia como graduadas del Programa del Diploma. Asimismo, enviamos a los profesores interesados a visitar los Colegios del Mundo del IB públicos que existen en el país, para que pudieran experimentar directamente el programa. Dimos a los docentes la posibilidad de reunirse periódicamente para debatir acerca de la filosofía, la metodología, las normas, las directrices y la declaración de principios del Bachillerato Internacional. De esta manera fueron creciendo el apoyo y el compromiso de nuestra comunidad de aprendizaje con el IB.

Convencer al Ministerio de Educación Pública de que aprobara el programa constituyó otro obstáculo. A lo largo del proceso, coordinamos diversas reuniones con representantes del Ministerio para familiarizarlos con el programa y presentar nuestra propuesta. Organizamos una visita del viceministro a nuestro colegio y los alumnos tuvieron la oportunidad de expresar los motivos por lo que creían necesario contar con el Programa del Diploma en el colegio. Una vez constatados la fuerte infraestructura del colegio y el gran compromiso de la comunidad escolar, el Ministerio dio su aprobación y se comprometió a financiar los salarios de los profesores que impartieran el programa.

El Colegio Bilingüe de Palmares recibió la autorización para ofrecer el Programa del Diploma del IB en noviembre de 2007. A partir de esta fecha, el Ministerio de Educación Pública comenzó a reconocer los exámenes del Programa del Diploma del Bachillerato Internacional, de manera que los alumnos de este programa no tuvieran que presentarse también a los exámenes nacionales. La noticia de que el Bachillerato Internacional había autorizado al Colegio Bilingüe de Palmares llenó de entusiasmo a la comunidad, incluidos los egresados de la institución, empresas privadas, cooperativas, la Asociación Cívica y la Municipalidad.

El camino recorrido por el Colegio Bilingüe de Palmares hasta obtener la autorización para ofrecer el Programa del Diploma ha sido una experiencia muy significativa para todos los involucrados en el proceso. El Programa del Diploma rompe los moldes tradicionales de la educación pública; es una educación de calidad que genera cambios en las personas que lo acogen, dado que promueve la reflexión, la crítica, el análisis y la evaluación. Como director, es muy motivador ver a un grupo de jóvenes trabajando arduamente para conseguir sus objetivos y metas e incorporando valores como el esfuerzo, la tenacidad y la disciplina.

Nuestra primera promoción del Programa del Diploma estuvo conformada por 34 estudiantes y 15 profesores. Todos ellos asumieron valientemente el reto de llevar a cabo el proceso de preparación y evaluación interna y externa que estipula dicho programa. En noviembre de 2009 nuestros alumnos se enfrentaron por primera vez a los exámenes del IB y, para complacencia nuestra, 33 estudiantes lograron su diploma del IB. Este es un logro muy significativo para nosotros, pues demuestra que con disciplina, esfuerzo y una actitud positiva cualquier obstáculo se puede superar.

Insto a los colegios públicos que quieran asumir el reto del Programa del Diploma a que se atrevan a soñar y no dejen pasar la oportunidad de una educación diferente, de calidad, acorde con los requerimientos de la sociedad actual.