En este número

Buscar un Colegio del Mundo del IB

El IB en...

Aquí comienza el estudio independiente: La exposición del Programa de la Escuela Primaria

Para muchos alumnos, la exposición del Programa de la Escuela Primaria (PEP) es su primera experiencia importante de estudio independiente.

La exposición, como tarea culminante del PEP, plantea un desafío a la vez que otorga autonomía de decisión  y proporciona gratificación a alumnos, maestros, padres y a la comunidad.

Para conocer dos perspectivas de la implementación, desarrollo, evaluación y beneficios de largo plazo de la exposición, hablamos con Jimena Taboada, coordinadora PEP de St. Brendan's School de Uruguay, y con DJ Thompson, coordinador PEP de la escuela Stratford Hall de Canadá.

La alegría de aprender

La Sra. Taboada describe la exposición como un “rito de iniciación y una celebración del aprendizaje”. La Sra. Taboada observa que la exposición congrega a la comunidad.  “Todos aprenden de todos los demás: los alumnos, los padres, los maestros y la comunidad”.

Para el Sr. Thompson la exposición del PEP es una “tarea culminante con infinito potencial”.  Explica que los alumnos participan en la totalidad del proceso, incluso en la determinación de qué se aprenderá y cómo se aprenderá.

Selección de un tema central general para la exhibición

Para muchos de los Colegios del Mundo del IB, el punto de partida consiste en elegir el tema transdisciplinario a partir del cual los alumnos seleccionarán las cuestiones a explorar. 

En años anteriores, la escuela St. Brendan’s hizo participar a alumnos, padres y a la comunidad toda en el proceso de selección del tema transdisciplinario. Este año, los líderes de la exposición eligieron el tema “Dónde nos encontramos en el tiempo y  el espacio” y pidieron a los alumnos que revisaran las enseñanzas de las unidades que habían explorado en años anteriores bajo el mismo tema transdisciplinario. Luego se los invitó a considerar nuevas posibilidades a explorar para la exposición. En función de sus elecciones, agruparon a los alumnos interesados en asuntos similares. “Algunos alumnos deciden explorar un asunto por sí solos y otros se suman a un grupo para explorar cuestiones similares o vinculadas,” explica la Sra. Taboada. 

En la escuela Stratford Hall, el Sr. Thompson y los maestros eligen un tema transdisciplinario que responde a problemáticas locales de su comunidad. “Luego distinguimos dentro del tema transdisciplinario elementos que los alumnos puedan explorar para sus exposiciones”. Este año la elección de la escuela fue la situación de las personas sin hogar en Vancouver, y los alumnos seleccionarán cuestiones afines o vinculadas. “Los alumnos podrán explorar, por ejemplo, el tema de las viviendas de bajo costo, la creación de refugios efectivos para las personas sin hogar, bancos de comida e incluso la adicción al alcohol y a las drogas”.

El modo en que se elige el tema transdisciplinario varía entre las distintas escuelas y de un año a otro. “Procuramos que siempre haya novedad, tanto para los alumnos como para los docentes”, explica el Sr. Thompson.  “Muchas veces observamos problemas que afectan a la comunidad. Durante un tiempo nos dedicamos a explorar cuestiones ambientales y ahora nos estamos ocupando de los derechos humanos. Si el diseño de una exposición es apropiado, es posible abordar casi cualquier asunto”.

La Sra. Taboada señala también que las necesidades de la comunidad actúan como un factor que influye en la selección de un tema transdisciplinario.

Facilitación de las iniciativas de los alumnos

Tanto la Sra. Taboada como el Sr. Thompson se ven a sí mismos como facilitadores. “He coordinado exposiciones desde 1998, y solía desesperarme tratando de abarcar cada detalle. He aprendido a dar a los alumnos autonomía para actuar con mayor independencia, mientras que yo coordino y creo sinergias.  Los ayudo a alcanzar aquello que se propusieron lograr, ya sea visitar un museo o ponerse en contacto con una persona clave”.

El Sr. Thompson mantiene la política de que las exposiciones sean impulsadas por los alumnos.  “No debo controlar sobre qué indagan ni cómo lo hacen, pero sí controlo el proceso para garantizar coherencia entre lo que hacen los distintos alumnos”. El Sr. Thompson ha creado un manual de proceso para guiar a los alumnos y supervisar su aprendizaje durante todo su recorrido. El Sr. Thompson describe el manual de proceso como “un documento viviente que evoluciona sobre la base de las experiencias adquiridas con la exposición”.

Vigoroso apoyo de maestros y padres

St. Brendan’s y Stratford promueven la intensa participación de la escuela y los padres en el proceso de la exposición. El Sr. Thompson comenta cómo se logra la participación de los padres desde las primeras etapas del proceso mediante reuniones informativas fuera del horario escolar. “Les presentamos el tema transdisciplinario seleccionado en una etapa temprana, de modo de poder capitalizar la información o los recursos pertinentes a los que pudieran tener acceso”. El Sr. Thompson también enfatiza la necesidad de que los padres actúen como grupo de apoyo para sus hijos cuando éstos emprenden su primer proyecto independiente de importancia.

La Sra. Taboada realiza reuniones de coordinación al inicio del proceso para invitar a los maestros a convertirse en “tutores” de la exposición. También pone a disposición otros departamentos de la escuela en apoyo de las necesidades de la exposición, asegurando, por ejemplo, que el departamento de mantenimiento provea a los alumnos los equipos y materiales que necesiten para sus presentaciones.

Un paso importante hacia el futuro del alumno.

Tanto la Sra. Taboada como el Sr. Thompson ven la exposición como un paso importante en la educación permanente, la carrera profesional y la vida de un alumno. El Sr. Thompson comenta lo importante que es que los alumnos lleguen a conocerse mejor a sí mismos. “Mi meta más importante es que los alumnos terminen la exposición y lleguen a comprender quiénes son como sujetos de aprendizaje—cuáles son sus fortalezas y cuáles los puntos que deben mejorar. Así la exposición cumplirá verdaderamente su propósito”.

La Sra. Taboada concluye, “Si podemos ayudar a los alumnos a lograr algo sustancial y sentirse contentos por ello, les damos la posibilidad de adelantar un paso en su camino. Si alguien disfruta de la experiencia de aprender, siente que podrá aprender toda la vida”.