La enseñanza y el aprendizaje de la complejidad

¿Cómo puede la educación ayudar a los alumnos a comprender la complejidad de los sistemas que nos rodean? Jane Drake, Rolan Kupers y Rose Hipkins han escrito un artículo titulado “Complexity – a big idea for education?” (La complejidad: ¿una gran idea para la educación?) para la revista International School (IS).

Si queremos que nuestros alumnos comprendan el funcionamiento de los sistemas complejos, debemos cambiar algunas de las estrategias principales que utilizamos para enseñarles conocimientos nuevos. La postura dominante en la educación es reduccionista: desglosar las ideas para que sean más accesibles ha sido un ingrediente importante de las estrategias de aprendizaje eficaces. Con el surgimiento de la ciencia de la complejidad, se están revisando estas prácticas educativas habituales, lo cual está posibilitando la reconexión de la naturaleza, las ciencias sociales y las artes. Si bien la comprensión de la complejidad no ofrece soluciones para todos los problemas difíciles, todo indica que ocupará un lugar muy importante durante la vida adulta de los alumnos.

La buena noticia para los docentes del IB es que los programas del IB ya incorporan numerosas oportunidades para explorar la complejidad y la causalidad compleja. Existen hilos conductores holísticos que conectan todo el continuo de programas del IB.

Lea el el artículo completo (disponible solo en inglés) en la revista International School (IS).