Inglés como segunda lengua: una historia de éxito

Peter T. Howe, director del UWC Atlantic College, habla de por qué no considera que la diversidad lingüística en las aulas del Reino Unido sea un obstáculo, sino más bien una ventaja.

El UWC Atlantic College fue uno de los primeros colegios del mundo en ofrecer un programa del IB. Actualmente, da clase a unos 360 alumnos de más de 90 nacionalidades diferentes cada año.

En la actualidad, se hablan más de 300 lenguas en las aulas del Reino Unido y muchos se preguntan cómo los colegios van a poder atender a todos los alumnos en igualdad de condiciones. Howe explica cómo su colegio, donde el inglés no es la primera lengua para la mayoría de los alumnos, celebra la diversidad lingüística aprovechando “la plataforma para convertir las dificultades en oportunidades que beneficien a todos los alumnos”.

Al respecto plantea: “Independientemente de si el inglés es su primera, segunda o tercera lengua, ¿por qué no podemos animar a los alumnos nativos de inglés a conocer la lengua materna y las culturas de sus compañeros de clase?”.

Es importante adoptar un enfoque inclusivo, así que etiquetar a los alumnos con una “necesidad de aprendizaje adicional” puede tener efectos negativos en su autoestima y desarrollo, escribe Howe. “En lugar de examinar las primeras, segundas o terceras lenguas para definir nuestras diferencias, deberíamos utilizar y desarrollar destrezas lingüísticas para unir a nuestras clases y comunidades”, señala.

Obtenga más información sobre una investigación sobre los beneficios del aprendizaje bilingüe en esta publicación del blog y sobre cómo la esperanza puede ayudar al aprendizaje en una clase de inglés como segunda lengua en esta publicación del blog (en inglés).

 

Lea el artículo completo de Peter T. Howe (en inglés) aquí.