La visión de un educador sobre el verdadero valor de la educación del IB

Tim Jones, vicedirector del Sevenoaks School (Reino Unido), destaca el impacto positivo que tiene el Bachillerato Internacional (IB) en sus alumnos.

Aparte de los excelentes resultados académicos, son la comprensión de la diversidad cultural y el sentido del servicio a la comunidad (valores fundamentales del IB) los que de verdad hacen que la educación cobre vida en el Sevenoaks School

“Por encima de cualquier otro aspecto, y definitivamente más que los resultados de los exámenes y las plazas en la universidad, son la mentalidad abierta, el intercambio abierto de ideas y el entusiasmo los que logran encender la chispa de la vida académica en nuestro colegio”, señala Jones.

El equilibrio también es muy importante en el currículo, y el colegio ha reducido la cantidad de tareas para hacer en casa. También planea disminuir el volumen de exámenes para que los docentes y los alumnos tengan más tiempo para enseñar y aprender. Como resultado, la lectura por placer se ha visto incrementada y los resultados académicos han mejorado.

El Sevenoaks School lleva casi 40 años impartiendo el Programa del Diploma (PD) del IB. Pese a sus grandes logros, lo más importante es que el colegio se rige por la declaración de principios del IB y tiene el objetivo de “alentar a alumnos del mundo entero a adoptar una actitud activa de aprendizaje durante toda su vida, a ser compasivos y a entender que otras personas, con sus diferencias, también pueden estar en lo cierto”, concluye Jones.

 

Lea el artículo completo (en inglés) aquí.