Examinador responsable y examinador responsable adjunto

El examinador responsable y el examinador responsable adjunto colaboran en la elaboración de cuestionarios de examen, la corrección del trabajo de los alumnos y la decisión de las calificaciones finales.

Examinador responsable

El IB contrata examinadores responsables para aquellas asignaturas del Programa del Diploma (PD) o del Programa de Orientación Profesional (POP) con un menor número de alumnos. Los examinadores responsables dirigen los procesos de evaluación de sus asignaturas, a fin de garantizar que las evaluaciones sean de la más alta calidad.

Examinador responsable adjunto

El examinador responsable adjunto presta asistencia durante los procesos de evaluación de asignaturas del PD y el POP con un menor número de alumnos a fin de garantizar que las evaluaciones sean de la más alta calidad.

Funciones de los puestos

El examinador responsable tiene la misión principal de establecer y mantener los estándares académicos de sus asignaturas, con la ayuda del examinador responsable adjunto, si es necesario. Tanto el examinador responsable como el examinador responsable adjunto colaboran estrechamente en la elaboración de cuestionarios de examen, la corrección del trabajo de los alumnos y la decisión de las calificaciones finales. Si hay otros examinadores o un examinador responsable adjunto para una asignatura, el examinador responsable estandarizará el trabajo de estos.

Dependiendo de la asignatura, es posible que ambos puestos conlleven el compromiso de asistir a reuniones para actividades como la modificación de cuestionarios de examen, la estandarización de la labor de los examinadores y la concesión de calificaciones finales. Las reuniones se pueden celebrar en persona o en línea.

También es posible que se invite a un examinador responsable y a un examinador responsable adjunto a participar en el desarrollo del currículo y de la evaluación junto con docentes, asesores externos y personal académico del IB. La naturaleza exacta de su participación varía dependiendo de la fase del ciclo, pues el IB actualmente trabaja en ciclos de siete años de revisión del currículo de cada asignatura y curso.