Código de Ética y Normas de práctica

La oficina del ombudsman del IB se ampara en las Normas de práctica y el Código de Ética de la International Ombudsman Association (IOA).

Principios éticos

Independencia

El ombudsman es autónomo a nivel de la estructura, el funcionamiento y la forma de actuar en el nivel más alto posible de la organización.

Neutralidad e imparcialidad

El ombudsman, como interlocutor neutro, no está alineado y permanece imparcial. El ombudsman no se compromete en ninguna situación que pueda resultar fuente de conflicto de intereses.

Confidencialidad

El ombudsman conserva todas las comunicaciones con aquellos que solicitan su asesoramiento en estricta confidencialidad y no divulga ninguna comunicación confidencial, a menos que se le acuerde una autorización expresa. La única excepción a dicha norma de confidencialidad es la existencia de una situación que presente un riesgo inminente de perjuicio grave.

Informalidad

Como interlocutor informal, el ombudsman no interviene en ningún procedimiento de arbitraje ni en ningún procedimiento administrativo que estuviese vinculado a los problemas que se le han presentado.

Las versiones en español de los documentos mencionados anteriormente están disponibles en http://www.ombudsassociation.org/sites/default/files/COE%20Spanish.pdf y http://www.ombudsassociation.org/sites/default/files/SOP%20Spanish.pdf[FL1] 

El ombudsman del IB respeta y trabaja de acuerdo con las normas de práctica y las recomendaciones de la IOA, que se centran en los principios fundamentales establecidos en el Código de Ética.

(En la página sobre normas de práctica del sitio web de la IOA[FL2]  encontrará los documentos Standards of Practice [Normas de práctica, disponible en español] y Best Practices [Recomendaciones, disponible únicamente en inglés]).

El ombudsman del IB cuenta con la acreditación necesaria para ejercer esta función (Certified Organizational Ombudsman Practitioner o CO-OP) y cumple con todos los requisitos dispuestos por la junta correspondiente, incluido el de recibir capacitación continua. Para obtener más información, visite la página sobre la certificación del sitio web de la IOA.

Es importante saber y entender que el ombudsman del IB no participa en ningún tipo de disputa o proceso formal interno o externo, no realiza investigaciones formales, no defiende al IB ni a ninguna otra parte, no aplica políticas ni determina el resultado de casos, ni toma otras medidas que puedan poner en tela de juicio su función como recurso independiente, imparcial, informal y confidencial.

Aunque el ombudsman del IB no actúa como intermediario ante el IB si hay un problema, sí puede orientar sobre dónde acudir para informar acerca de dicho problema, en caso de que fuera necesario.

Como recurso extraoficial, la oficina no mantendrá registros con identificación. Sin embargo, sí puede recopilar determinados datos estadísticos y anónimos para su propio uso, por ejemplo, en actividades de apoyo.

Todo aquel que se ponga en contacto con la oficina del ombudsman deberá saber, entender y aceptar que la oficina del IB suscribe y apoya las Normas de práctica y el Código de Ética de la IOA, a los que no se podrá renunciar.