Proceso de autorización del PAI

Existe un proceso de autorización para todos los colegios que deseen impartir el Programa de los Años Intermedios (PAI) del Bachillerato International® (IB).

El IB apoya a cada colegio solicitante a lo largo de todo el proceso para obtener la autorización.

¿Existen procesos específicos para el PAI?

Los colegios solicitantes deben demostrar que cuentan con la infraestructura y las capacidades para impartir el PAI, y que comparten los valores y principios del IB.

Asimismo, los colegios deben:

  • Designar a un coordinador del PAI para dirigir el programa y comunicarse con el IB
  • Demostrar que pueden impartir el PAI de manera flexible, según los altos estándares del IB, en los casos en los que el colegio o la autoridad educativa no puedan apoyar el programa completo de cinco años
  • Comprometerse con el desarrollo profesional obligatorio de los educadores del PAI
  • Exponer las razones por que las que no ofrece el PAI a todos los alumnos, en caso de que el IB lo considere adecuado
  • Garantizar la continuidad en la experiencia educativa de los alumnos, en los casos en que el colegio decida ofrecer otros programas del IB consecutivos al PAI

A continuación, encontrará información detallada sobre todo el proceso:

¿Qué conlleva el proceso de autorización?

Los colegios solicitantes deben completar el proceso de autorización establecido para todos los programas del IB.

El proceso comienza con la solicitud por parte del colegio solicitante. Posteriormente, pasa por un marco estructurado donde el IB trabaja con el colegio solicitante para cubrir todos los aspectos, desde los valores y la filosofía, hasta la experiencia y el liderazgo.

Los educadores deben participar en actividades de desarrollo profesional durante la etapa como colegio solicitante; si esto se completa satisfactoriamente, el colegio recibirá la autorización para impartir el PAI.

A continuación, se ofrece más información sobre cada etapa:

¿Cuánto dura el proceso de autorización?

Por lo general, un colegio solicitante tarda entre dos y tres años en completar el proceso satisfactoriamente.