Destacado economista trabaja para reducir la pobreza a nivel global

Shanta Devarajan, una de las primeras personas del mundo en cursar el Programa del Diploma (PD) del IB, en 1971, es el director superior de economía del desarrollo en el Banco Mundial. Anteriormente, ocupó el cargo de economista principal de la región de Oriente Medio y el norte de África en el Banco Mundial.

Decidió destinar a una buena causa la educación y las oportunidades profesionales privilegiadas que ha tenido, y trabaja actualmente para erradicar la pobreza extrema en algunas de las zonas más desfavorecidas del planeta.

Shanta Devarajan comenzó a trabajar en el Banco Mundial en 1991, después de haber completado sus estudios universitarios y obtener un doctorado en Estados Unidos. En la década de los noventa, trabajó en una serie de publicaciones académicas sobre economía, política de comercio y recursos naturales, antes de embarcarse en la tarea de reducir la pobreza en África. “Me sentía tan privilegiado; había asistido a los mejores colegios y tenía trabajos estimulantes y gratificantes”, comenta Devarajan. “Era el momento de ayudar a otros. Decidí dedicar el resto de mi carrera profesional a erradicar la pobreza”.

Devarajan le atribuye a la educación del IB su buena preparación para llevar adelante una carrera internacional, y reconoce que el tiempo que pasó en el colegio fue “la mejor época de su vida”.

Lea la historia completa (en inglés) en el blog de la comunidad del IB.