Una pasión eterna por el aprendizaje de lenguas

Tom Adams cursó el Programa del Diploma (PD) en el Reino Unido, donde se mudó con su familia después de vivir en Francia. El impacto de mudarse a un país desconocido y el hecho de estudiar con compañeros de todo el mundo lo ayudaron a desarrollar nuevas habilidades y adquirir una perspectiva diferente de la vida.

Tom Adams se crio en Francia, pero cuando tenía 10 años, sus padres, suecos de origen, decidieron mudarse al Reino Unido. Durante su paso por el colegio St. Clare’s de Oxford, Adams cursó el PD e hizo amistad con alumnos de diversas culturas, lo cual le ayudó a “comprender cómo funciona el mundo”. Después de estudiar en la Universidad de Bristol y en el INSEAD, se convirtió en director ejecutivo de Rosetta Stone, empresa creadora del programa informático de aprendizaje de lenguas que lleva el mismo nombre.

“El IB ofrece un currículo fantástico que te ayuda a desarrollar la capacidad de resolver problemas”.

Uno de los puntos destacados del currículo del IB, según Adams, fue el aprendizaje de una lengua adicional: una parte fundamental de la educación del IB que te ayuda a ser más abierto respecto a ideas y formas de pensar diferentes.

“El aprendizaje de otra lengua aporta beneficios enormes”, afirma. “Te permite participar con más facilidad en otra cultura e involucrarte de forma más profunda en la propia”.

Lea la historia completa (en francés o inglés) en el blog de la comunidad del IB.